El Síndrome del Objeto Brillante

Esta es una de las enseñanzas que más ha marcado mi camino como emprendedor y una de las que mas me ha fortalecido es conocer sobre: El síndrome del objeto brillante.

El Síndrome del Objeto Brillante

Como todos sabemos si en algún momento de tu vida decides emprender, lo hacemos porque algo nos duele en nuestra vida y en nuestro corazón comienza a crecer una llama que nos empuja a ser libres. 

Empezamos a valorar mucho mas, cosa como la familia o poder tener tiempo para hacer lo que quiera, en el momento que quiera, si estar preocupado por el bolsillo.

En ese afán por conseguir la tan anhelada libertad comienzan a parecer ante nuestro ojos, como por arte de magia, nuevas oportunidades que prometen lo que estamos buscando. 

Y aquí es donde empiezan los problemas ya que alla afuera hay un sin fin de oportunidades que podemos aprovechar y nuestra mente comienza a volar con todo lo que podemos conseguir o lograr. Aquí hago un paréntesis para hablar sobre la ley de atracción, que dice algo como: «En lo que te enfocas, lo atraes». 

Eso aplica tanto para cosas positivas como negativas, por eso es que al momento que decides emprender, comienzas a ver muchas oportunidades.

Después de ver tantas oportunidades que te ofrece el mundo por fin te decides por una… y piensas ¡Lo tengo todo controlado y lo voy a lograr!.

Comienzas a hablar con amigos y familiares sobre lo buen emprendedor que eres y sobre la mejor oportunidad que tienes (entiéndase estas oportunidades como un negocio local, iniciar una red de mercadeo, entrar al mercado de divisas, acciones, una que otra estafa con la que te topas en el camino).

Lo cierto es que te empiezas a encontrar con una cantidad de dificultades que te hacen sentir frustrado y tu mente te empieza a traicionar diciéndote que te equivocaste y que la oportunidad que elegiste no era la correcta. AQUI es donde aparece:

 

EL SÍNDROME DEL OBJETO BRILLANTE.

 

El síndrome del objeto brillante no es mas que tu mente tratando de protegerte diciéndote que te vayas por otra de las oportunidades que viste o alguna nueva que se te aparece, aparentemente porque se ve más fácil aplicarla y te promete más rápido encontrar tu libertad. 

En ese momento decides hacer el cambio y comenzar desde cero esta nueva oportunidad. En este punto llega un momento de paz porque te dices a ti mismo que hiciste lo mejor pero en realidad lo que paso fue lo siguiente:

  • Perdiste el tiempo invertido en la oportunidad anterior
  • Perdiste el dinero invertido en la oportunidad anterior
  • Perderás un tiempo mental valioso pensando en si hiciste lo correcto (Esto si que no te deja avanzar)

El problema de lo anterior es que en la mayoría de los casos el ciclo se repite, porque nuestra mente no está entrenada para esto, ella está entrenada para defendernos, es un instinto de conservación primitivo.

La buena noticia es que esto lo podemos evitar. Para esto te tengo las siguientes recomendaciones:

  • Lo primero es ser consciente de que este síndrome existe. Lo cual ya estás haciendo porque estas leyendo este artículo.
  • No todo lo que brilla es oro. Investiga muy bien antes de iniciar cualquier oportunidad, hay muchas estafas allá afuera listas para hacerte perder tu tiempo y tu dinero.
  • Todas las oportunidades serias y duraderas requieren por lo menos un esfuerzo inicial de trabajo. Huye de esas propuestas que te dicen que no hay que trabajar.
  • En cualquier oportunidad que inicies busca que esté alineada con tu propósito de vida y con ella te permita de alguna manera servir a los demás. En el servir se encuentra la verdadera felicidad.
  • Si encuentras una oportunidad que te apasione, con ella sirvas a los demás y esté alineada con tu propósito, ve por ella, no desistas, llévala hasta el último termino y hazla funcionar.

    Por lo general todas las oportunidades que emprendemos desde la pasión son exitosas, aunque al principio no lo parezcan.

En este punto te recomiendo leer mi artículo sobre las 3 P’s del emprendimiento para que puedas identificar las 3 cosas que debes tener en cuenta antes de emprender.

Bueno espero que este artículo te sirva para tu emprendimiento y que identifiques si te encuentras en el estado del síndrome del objeto brillante. Si empiezas una oportunidad enfócate en aprenderla, estudiarla y ejecutarla disciplinadamente. 

Solo esto te garantizará el éxito y recuerda «La disciplina tarde o temprano vencerá a la inteligencia».

Nos vemos en un próximo artículo…

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías